4 tendencias en espacios de trabajo para 2018

El cambio es la nueva constante en los ámbitos laborales y por ello los espacios de trabajo enfrentan renovados desafíos. Algunos de los principales vectores del cambio son las tecnologías, la necesidad de adaptabilidad o resiliencia, la interacción o colaboración, así como el foco en el bienestar de los usuarios. La Arq. Ani Rubinat destaca 4 conceptos que serán clave en las tendencias del cambio para 2018:

1. RESILIENCIA: “Las empresas tienen que concebir espacios que se adapten a los cambios constantes y cada vez más acelerados, incluyendo variables que hoy se desconocen. El concepto de resiliencia es clave, entendido como la capacidad de adaptarse a los cambios positivamente y sin alterar características de organización y funcionalidad. Para ello, los espacios deben concebirse flexibles y transformables a las nuevas formas de trabajo, tecnologías, tendencias de consumo y dinámica de los negocios”.

2. TECNOLOGÍA: “El factor principal del cambio permanente es la tecnología, porque acelera, evoluciona y revoluciona las formas de comunicación. La tecnología actúa generando accesibilidades, que permiten realizar un trabajo desde cualquier lugar del mundo. Por ello la producción ha dejado de ser física, superando fronteras de espacio y tiempo”.

3. COMUNICACIÓN: “La comunicación se ha convertido en un aspecto fundamental para potenciar la productividad y la eficiencia de las empresas. Los ámbitos que favorecen la comunicación y el encuentro permiten la interrelación en equipo, el aprendizaje, la colaboración y la construcción de confianza. A través de la comunicación se fusiona el trabajo, el entretenimiento y la vida misma.

4. SUSTENTABILIDAD: "En los inicios de la sustentabilidad se construían oficinas verdes para minimizar los problemas medioambientales y generar ahorro en los consumos. Hoy estamos atravesando una segunda etapa centrada en el ser humano, con el objetivo de diseñar y construir edificios que prioricen el bienestar y la felicidad de sus usuarios. Para ello se debe hacer foco en el concepto de Well Being, y contemplar factores como el aire, el agua, la luz natural y artificial, el confort, el descanso, la recreación, la nutrición y el contacto con la naturaleza”.